Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

* Envío Sencillo Gratis a todo México *

Carrito

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

Mas allá de la privacidad en tu iPhone

En la era digital en la que vivimos actualmente existe la leyenda de que cuando algo es gratis, tú eres el producto. Tus datos personales son ahora mas bien una moneda de cambio entre compañías. Es por eso que los iPhone intentan brindar al usuario más poder por encima de esta situación para que sepas exactamente dónde y cómo poner tus límites con ayuda de las configuraciones que se analizarán a continuación.

A lo largo del tiempo y más recientemente, hemos sido testigo de las cantidad de mejoras en Apple que destacan la privacidad en los iPhone y el resto de los dispositivos de la marca. La empresa utiliza esta gran ventaja a favor y orgullo y no dudan hacer hincapié cada vez que pueden en eventos, conferencias, entrevistas y hasta en juicios de lo mucho que trabajan y procuran la privacidad y seguridad. Para la compañía de lo más importante es no lucrar con los datos de sus usuarios y esto es algo que se comprueba constantemente tanto en la base de sus declaraciones e información en sus sitios web, como en publicaciones referentes a las ganancias anuales, algo que además es comprobado por la ley de los Estados Unidos.

A diferencia de otras grandes compañías como lo son Facebook, Google o Netflix que si lucran con la información personal, Apple basa su negocio y ganancias en la venta de dispositivos como lo son iPhone, iPad, MacBook y demás, así como con sus plataformas de streaming como Apple TV+ y Apple Music. Esto les viene funcionando de mucho tiempo atrás como estrategia comercial y es por eso que la venta de datos no ha sido una opción por la cual les interese apostar, a diferencia de Facebook por ejemplo, que obtiene su porcentaje mayoritario en ganancias a través de la venta de datos personales y lo peor del caso, es que no es ilegal.
Ahora bien, puede que para estas alturas ya te preguntes ¿Para que les sirven mis datos personales a estas empresas multimillonarias? El valor de los datos personales es tremendamente alto para todo tipo de empresas, especialmente si desean establecer un negocio web. Y es que no creas que se trata de algún oscuro propósito o que a partir de esto te tendrá localizado personalmente; la mayoría de las veces lo que se busca es hacerte llegar sus productos y servicios.
Las formas de publicidad en esta era de las redes sociales se van modificando día con día. Las compañías que buscan anunciarse, no solo pagan por anunciarse en las plataformas digitales si no que la mayoría de las veces, también pagan lo que se conoce como "segmentación"; dicho proceso con el cual seleccionan un "público objetivo" con más probabilidad de adquirir su producto o servicio. Es aquí donde nuestros datos personales juegan su papel. Le damos a conocer que nos gusta, qué edad tenemos, qué tipo de productos consumimos y que probabilidad haya de que adquiramos el suyo.
¿Y cómo es que se obtienen estos datos tan específicos de los usuarios en una plataforma? Somos nosotros los únicos que se los han dicho. Definitivamente no de forma directa, sino mediante la recopilación de nuestros datos personales e historial de navegación.

Piénsalo así: Al registrarte en una plataforma o aplicación, por lo general siempre ingresas tu fecha de nacimiento con lo cual ahora te podrán segmentar por edades. Luego de manera obligatoria, tienes que aceptar los términos y condiciones, para poder concluir con el registro y en esta sección es donde prácticamente les otorgas es acceso a tus datos de navegación. Es de esta manera con la que se definen tus gustos, que es lo que buscas con frecuencia o que contenido suele captar tu atención y permanece más tiempo en la pantalla.

 Seguramente te ha pasado que unos segundos después de haber buscado cierto producto o servicio, inmediatamente te empezaron a salir Ads relacionados con dicha búsqueda. Muchos hemos llegado a pensar que esto se debe a que nos espían por todos lados, de todas las maneras posibles y que Facebook es el ojo que todo lo ve. Pero más allá de las teorías conspirativas, esto solo se debe a un funcionamiento algorítmico que va captando la mayor cantidad posible de datos que le resulten funcionales para armar una propuesta de la publicidad que atraerá tu atención con mayor facilidad en base a tus gustos, intereses y necesidades. En otras palabras, tu historial de navegación y compras va generando el perfil necesario para convertirte en un "producto funcional" para las compañías y empresas de terceros.

Ahora pongámonos a pensar ¿Cuántas veces he leído aunque sea un solo punto de los "términos y condiciones" de todas las apps y sitios a los que me he registrado? Podríamos apostar que tal vez nunca. Es sumamente importante empezar a ver esto de la misma manera en la que analizamos cada letra pequeña, desconfiando de cada párrafo como cuando firmamos un contrato o documentos en papel, ya que en el entorno digital es meramente lo mismo y solemos ser mas confiados y dar nuestro consentimiento sin temor alguno, cuando debería ser con el mismo grado de desconfianza y sensatez.Aunque siempre hay cierto límites legales que las plataformas no deben romper, el uso de los datos personales como se ha explicado anteriormente no resulta ilegal si hemos dado nuestra autorización dentro de dichas condiciones que no leemos. Y aunque tal vez para muchos resulta poco ético, ese es el modelo de negocio de la mayoría de las empresas en la actualidad.

Ajustes de iOS relativos a la privacidad

Apple dispone de diferentes funciones de privacidad en todos sus dispositivos que te ayudan a proveer todo lo mencionado anteriormente. Se puede configurar fácilmente y te explicamos como en los siguientes puntos: ( la ruta Ajustes > Privacidad)

Localización

Aquí es donde fácilmente puedes seleccionar que servicios y apps pueden acceder a tu ubicación y que otras no. La localización activada en el iPhone genera un mayor consumo de batería y es sin duda esta es una desventaja demasiado grande. Tal vez en este momento estés pensando que lo mejor sería negarle la localización a todas las apps, pero lo cierto es que, el funcionamiento correcto de muchas de ellas requieren de la localización.
Una vez que decidas como manejar la localización en tu iPhone, en cualquier caso, para todas las apps, podrás elegir entre estas opciones:
  • Permitir siempre: si deseas que la aplicación pueda hacer uso de tu localización siempre que quiera sin necesidad de tener que estar activándola manualmente.

  • Permitir una vez: útil si únicamente quieres que la app acceda a tu localización en esa ocasión en que la estás usando, estando después desactivado dicho permiso.

  • Permitir cuando se use la app: como bien indica el nombre, la localización solo estará visible para esa aplicación cuando esta se encuentre en uso, sin posibilidad de que acceda a ella en segundo plano cuando te encuentres fuera.

Rastreo

Esta funcionalidad, al estar activa, permitirá que las apps pregunten sí se desea ser rastreado. Si esta se encuentra desactivada estarás dando pase directo las apps a que se haga el rastreo. Nuestra recomendación es tenerla activada y luego una vez que entres en las apps, estas podrán solicitártelo.
Si permites el rastreo darás permiso para que se acceda a tus datos personales y de navegación con el fin de ofrecer publicidad personalizada y de ofrecerte una mejor experiencia de uso en base a los datos que se irán registrando durante su uso. con fines que figurarán en sus condiciones de uso y que puede tener relación con ofrecer publicidad personalizada, pero también con ofrecerte una mejor experiencia de uso en base a los datos que irás proporcionando.

Si eliges no ser rastreado, las apps no podrán retener ningún dato tuyo y la navegación será más privada. Siempre habrá la manera de activar o desactivar este permiso desde el panel de ajustes de rastreo.

Acceso de apps a datos de tu iPhone

Las aplicaciones de terceros requieren siempre de ciertos permisos que a veces pueden estar justificados. Si bien no todas las apps solicitarán cada uno de los permisos, podrán pedírtelo en situaciones especificas como lo son para: Contactos, calendario, recordatorios, fotos, bluetooth, red local, micrófono, reconocimiento de voz, cámara, salud, datos de uso y sensores, HomeKit, multimedia y Apple Music, archivos y carpetas, actividad física y demás.

Al igual que con el rastreo, es aconsejable consultar en los términos y condiciones de cada app cuál es el fin de los permisos. que consultes en los términos de cada app cuál es el fin de esos permisos. Si es una app requiere de una función no tiene relación con su funcionamiento, puede resultar extraño. Normalmente se te pedirán estos permisos al entrar, pero podrás cambiarlos en cualquier momento desde los ajustes.

Compartir datos con Apple para sus mejoras

En otra rama en los ajustes de privacidad de iOS, se encuentran los permisos otorgados a Apple con el fin de que se realicen análisis sobre el uso de los dispositivo y así mejorar constantemente. Como te contamos anteriormente, Apple no cederá tus datos a terceros, pero tampoco accederá a tus datos si no les das permiso.

Un claro ejemplo es la polémica que se desato por las las grabaciones de Siri en 2019, cuando se supo que el asistente realiza grabaciones sin permiso del usuario, con fines de mejorar su sistema. Apple tuvo que añadir una solicitud de permiso en iOS 13 que otorgaba al usuario la posibilidad de que Siri grabe sus conversaciones. Se afirma que estas grabaciones son anónimas y encintadas, utilizándose únicamente con propósito de mejorar al asistente Siri.

 

Etiquetas de privacidad de la App Store

Precisamente por todos los puntos que se trataron anteriormente y como ya te habíamos indicado en algún blog anterior, en 2020, Apple implemento como medida preventiva que los desarrolladores indiquen que permisos requerían y que datos recogerán de las apps. En la App Store se pueden encontrar lo que se conoce como etiquetas de Privacidad. Se encuentran en la ficha informativa de cualquier Aplicación. Estas etiquetas se distinguen en tres tipos:

  • Datos usados para rastrearte: datos que pueden servir a las aplicaciones para hacer un rastreo de tu uso en otras apps y herramientas aunque sean de otra compañía.

  • Datos vinculados contigo: datos referentes a tu identidad (correo electrónico, teléfono, localización) y que la app utilizará para crear una base de datos con tu información.

  • Datos no vinculados contigo: datos que, pese a no asociarse directamente contigo por tu identidad, pueden utilizarse también para crear una base de datos.

 

Inicio de sesión con Apple

«Sign in with Apple» es un sistema de privacidad implementado por Apple desde iOS 12 que trae consigo una manera de registrarse sin exponer datos privados. Seguramente en alguna ocasión hayas observado como en algún sitio web o aplicación es obligatorio registrarse para poder hacer uso de esta. Usualmente aparece como opción iniciar sesión con una cuota de Google o Faceook y ahora también con Apple.

Supone un ahorro de tiempo interesante al no tener que estar introduciendo datos personales de forma manual, pero es que además se puede hacer de forma totalmente segura. Lo que ocurre cuando se inicia sesión con Apple en alguna app o sitio web es que se crea una cuenta de correo electrónico aleatoria que estará asociada directamente a tu correo original, pero esta está encriptada de tal forma que no haya posibilidad de que alguien pueda vincular dicha cuenta a la tuya. Con ello no solo evitas poner datos personales que no quieras, sino que también evitas la recepción de spam o la venta de tus datos a terceros.